Sumario
Info SECLA
Inforevista
Editorial
Paso a Paso
Día a Día
Nuevas tecnologías
Rincón del Residente
Noticias
Cursos y Congresos
Cartas a Endosurgery
Revisiones Bibliográficas
Foro
Informe Encuesta
Videoteca
Indice de Artículos
VII Congreso SECLA Valencia
 

 


powered by FreeFind
 
RAFAEL VARA LÓPEZ,
UN CIRUJANO QUE MARCÓ UNA ÉPOCA
VACA VATICÓN, D.Miembro de la SECLA

Rafael VaraPara conmemorar el XXV aniversario de la muerte del Profesor Vara López, dos de sus discípulos, Carlos Cerquella Hernández y el que suscribe, junto a la que fue su secretaria durante cerca de veinte años, Conchita Pérez, convinimos el realizar un homenaje en recuerdo de nuestro Maestro; organizando un congreso en el que participáramos todos los que, de algún modo, nos sentimos vinculados a su figura. Este simposio se ha celebrado el 1 de Febrero de 2008 en el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid.

Conozcamos mejor al Personaje:

Rafael Vara nació en Madrid el 20 de marzo de 1904. Realizó los estudios de bachillerato en los Hermanos Maristas y en el Instituto San Isidro, obteniendo muy buenas calificaciones: 3 aprobados ,10 notables, 14 sobresalientes y 2 matrículas de honor. Inicia los estudios de Medicina en 1919 finalizándolos en 1926.

Durante la carrera obtiene en todas las asignaturas, menos en cuatro, sobresaliente con matricula de honor y le son concedidos seis premios. Su calificación en el examen de licenciatura es de sobresaliente, concediéndole el premio extraordinario de la misma en 1926.

En 1923 gana por oposición, con el nº 1, una plaza de Alumno Interno del Hospital de San Carlos. En los años 1924 y 1925, también por oposición y de nuevo con el nº 1 en ambas convocatorias, obtiene las plazas de Alumno Interno de la Beneficencia Provincial de Madrid y General del Estado respectivamente, permaneciendo a las órdenes de los profesores Medinaveitia, Hernando, Sánchez Covisa, Cardenal y Marañon.

Desde 1921 a 1926 asiste, ininterrumpidamente, por las tardes al Laboratorio de Histología dependiente de la Junta para la Ampliación de Estudios que dirigía Pío del Río Hortega, donde se inicia en trabajos de investigación que fueron motivo de sus primeras publicaciones. También en la misma Institución, durante el año 1925, asistió al Laboratorio de Fisiología dirigido por Don Juan Negrín.

Al finalizar su licenciatura se traslada a Berlín, gracias a una Beca ganada por oposición y que otorgaba la Facultad de Medicina para la ampliación de estudios en el extranjero, trabajando a las órdenes del Profesor Geheimrat A. Bier, en la Clínica Quirúrgica Universitaria y en el Instituto de Robert Koch, bajo la dirección del Dr. Feld.

De nuevo en Madrid, a finales de 1927, obtiene por concurso, una vez más con el número uno, la plaza de Médico de Guardia de la Beneficencia Provincial de Madrid. También por concurso, obtiene la primera beca que funda la Academia Médico Quirúrgica de Madrid para ampliar estudios en el extranjero, lo que aprovecha para regresar a Alemania, donde en la Clínica Quirúrgica Universitaria de Koenigsberg, y bajo la dirección del Prof. Laewen permanece largo tiempo, fruto del cual son varias de sus publicaciones y su tesis doctoral, titulada “Osteodistrofia fibrosa, contribución a su estudio experimental y clínico”, leída en 1931 obteniendo la calificación de sobresaliente y siendo premiada por la Real Academia de Medicina.

Regresa de nuevo a España para opositar a Director y Cirujano Jefe de los Establecimientos Provinciales de la Beneficencia de Burgos, obteniendo la plaza en Noviembre de 1928. Tenía entonces veinticuatro años.

En solo tres años, demostrando un gran tesón, consigue transformar el inacabado pabellón maternal en un moderno pabellón quirúrgico, siendo inaugurado en 1931 por

D. Gregorio Marañón y D. Pío del Río Hortega. Este modélico centro fue uno de los más afamados, no solo de España si no también de Europa. Le visitaron cirujanos de tanto prestigio como Henschen (Suecia), Böhler (Austria), Derra (Alemania) y Penfield (Canadá) entre otros. Albergaba 150 camas destinadas a Cirugía General, ampliándose en 25 más en 1937, cuando creó la la primera Clínica de Neurocirugía de nuestro país, disponiendo un año después de un electroencefalógrafo. Por ello fue pionero en España en los estudios de E.E.G., manteniendo un intenso intercambio científico al respecto con su amigo el Prof. Berger, inventor de la Electroencefalografía.

En esta Clínica Neuroquirúrgica, que permaneció funcionando hasta 1953, es en la que se trataron la mayor parte de los pacientes con graves traumatismos craneoencefálicos y sus secuelas procedentes tanto de la guerra civil española como de los heridos de la Division Azul.

Fue nombrado, por el Marqués de Valdecilla, Cirujano Jefe de Cirugía Digestiva de la Casa Salud que lleva su nombre, a lo que renuncia para ser catedrático de Patología y Clínica Quirúrgica de la Facultad de Medicina de Cádiz, perteneciente a la Universidad de Sevilla, cargo que obtiene por oposición libre en 1934, tomando posesión en enero de 1935. A finales de ese año pide la excedencia voluntaria, dados los escasos medios y material clínico, de los que por aquel entonces disponía su cátedra, regresando al hospital Provincial de Burgos.

En 1943 obtiene por concurso la Cátedra de Patología y Clínica Quirúrgica de la Universidad de Valladolid, en la que permanece hasta 1953, en que por concurso se traslada a Madrid al obtener la Cátedra de Patología y Clínica Quirúrgica III de la Universidad Central.

Durante todos estos años en que compagina la jefatura de Cirugía del hospital Provincial de Burgos con la Catedra de Valladolid no descuida su formación, acudiendo a los centros en donde se practica la cirugía mas avanzada, entre otros el Massasuchets General Hospital de Boston, el Johns Hopkins Hospital de Baltimore y la Mayo Clinic Rochester en Minnesota. , así como permaneciendo temporadas en los Servicios de Cirugía General cuyos jefes eran los cirujanos más prestigiosos como Sauerbruch, Kirschner, Magnus, Overhold, Lahey, Derra y de Neurocirugía como Förster, Clovis, Vincent, Scarf, Poppen, Penfield, Adson, Olivecrona, o Tönnis.

Aunque tiene establecida su residencia ya en Madrid desde 1953, sigue vinculado a la ciudad de Burgos organizando cursos de verano para postgraduados de un mes de duración durante los años 1954, 1955 y 1956, patrocinados por la Universidad de Valladolid y la Excma. Diputación de Burgos. En dichos cursos, de gran resonancia nacional, colaboraron los más prestigiosos docentes nacionales y extranjeros.

En 1957, se crea la primera Escuela Profesional de Neurocirugía de España, de la que fue nombrado Director, ostentando dicho cargo hasta su jubilación.

En 1965 monta el primer Servicio de Electromiografia de España. En los años 1966 y 1967 respectivamente crea los primeros Servicios de Ecoencefalografia y de Reometría Electromagnética de nuestro país. A mediados de los años 50, los sueros se administraban a los enfermos por vía subcutánea, siendo por aquel entonces cuando en su Servicio se empezó a utilizar la vía intravenosa de forma rutinaria. A principio de los 60 se empezaron a realizar los balances diarios entre ingresos y pérdidas y poco después el control de electrolitos así como la medición de la presión venosa central. Era tal su interés por el control del medio interno, la reposición de líquidos y electrolitos y de las proteínas que fue su Servicio pionero en la nutrición parenteral. Desde siempre tuvo también una gran preocupación por la coagulación, no solo por el riesgo de hemorragia, sino fundamentalmente para luchar contra la enfermedad tromboembólica realizando tromboelastogramas. Este interés por la profilaxis de la enfermedad tromboembólica explica que fuera de los primeros en utilizar, además de los medios mecánicos, la heparina cálcica después de la sódica así como la técnica de interrupción de la cava con puntos entrecruzados antes de la aparición de los clips, para no tener que recurrir a la ligadura. También fue pionero en dotar a su quirófano de un respirador automático para el equipo de anestesia.

En 1968 es nombrado Director del Servicio de Cirugía Experimental del Consejo superior de Investigaciones Científicas del Patronato Alfonso Xel Sabio

En 1974 se jubila de la Cátedra.

Durante las décadas de los 60 y 70, a pesar de encontrarse en la cúspide de la profesión, no ceja en su empeño de mejorar sus conocimientos y de permanecer a la vanguardia en los avances de la cirugía, para lo cual sigue acudiendo a los mejores centros del mundo como los Hospitales Middlessex, Sain Mary, Westminster y St. Marck de Londres y otros de Viena, Moscú, Bogotá y China además de Tokio con el Prof. Nakayama y Houston con los Prof. Cooley y De Bakey. Para lo cual aprovechaba las vacaciones del verano, ya que durante el curso académico no faltaba ni un día a su quehacer docente y asistencial.

Además de de ser pionero en todo lo anteriormente reseñado, también se tienen noticias, a través de una factura fechada en 1931, que encontró uno de sus hijos el Dr Carlos Vara al desmantelar la clínica de Burgos, de haber adquirido un “pelvi trainer” aunque no se le ha localizado así como tampoco ningún instrumento de que nos acerque a la actual cirugía laparoscópica. Pero si adquirió, a mitad de los 60, una de las primeras máquinas de sutura mecánica circular para anastomosis intestinales (traída de Rusia) que llegaron a nuestro país. También en estos años comenzó a realizar tratamiento quirúrgico de la obesidad.

Una vez jubilado en la Universidad Complutense, continúa con su labor docente, impartiendo un curso sobre Neurocirugía, al ser contratado por la Universidad de Navarra en el año académico 1975 -76.

Desde 1977 hasta su muerte acaecida el 2 de agosto de 1982 efectúa regulares estancias de trabajo en la Cátedra de Patología Quirúrgica II en la Facultad de Medicina de Granada. En reconocimiento de ese trabajo desinteresado la universidad granadina le nombra Doctor Honoris Causa el 10 de junio de 1980.

Aunque resulte frío el trasformar en números su trayectoria profesional permítaseme el hacerlo:

  • Más de 53000 intervenciones quirúrgicas
  • 35 asistencias a Congresos en España
  • 32 asistencias a Congresos en el Extranjero
  • 25 Tesis Doctorales dirigidas, de las cuales 9 obtuvieron Premio Extraordinario de la Universidad Complutense de Madrid y 2 el Premio de la Real Academia Nacional de Medicina.
  • 110 Conferencias sobre los temas más diversos.
  • 27 películas de 16mm con una duración mínima de 40 minutos
  • 13 monografías y libros.
  • 179 publicaciones en revistas de todo el mundo
  • En posesión de la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio y de otras condecoraciones nacionales y extranjeras.
  • Perteneció a 35 Academias y Sociedades Médicas nacionales e internacionales entre ellas a la Real Academia Nacional de Medicina, como Académico de Número. También presidió otras durante varios años como la Academia de Cirugía de Madrid, y la Asociación Española de Cirujanos
  • Desde 1943 a 1945 fue Presidente del Ilustrísimo Colegio de Médicos de Burgos, así como Presidente del Consejo General de Colegios Médicos de la Región de Castilla.

A este Gran Maestro, hombre honrado, libre, independiente, justo, responsable, dotado de un gran sentido del deber, que dedicó toda su vida a enseñarnos con su ejemplo, es al que sus discípulos hemos querido honrar dedicándole un Homenaje como decimos al principio con motivo del XXV aniversario de su muerte.

Lo inauguró la Presidenta la Dra. Juliana Fariña haciendo una semblanza muy sentida como alumna que había sido del Prof. Vara. En el resto del programa participaron los Drs. Carlos Cerquella Hernández y Daniel Vaca Vaticón con una introducción en la que ensalzaron la figura del homenajeado y recordaron los tiempos vividos al lado del Maestro, así como a los compañeros fallecidos. El Prof. Cesar Aguirre Viani disertó sobre “Don Rafael como Profesor de Patología Quirúrgica”. El Prof. Hipólito Durán Sacristán habló .de “Vara López, Maestro”. El Dr. Gonzalo Carranza Albarrán tituló su conferencia “Profesor Vara López, el cirujano que yo conocí”. A continuación el Dr José Antonio Soro Gosálvez dió una charla de gran contenido emocional titulada “Recuerdos y agradecimientos”. El Dr. Jose Manuel López Gómez, biógrafo del Prof. Vara nos dictó una conferencia titulada “Rafael Vara López historiador de la Medicina: su estudio sobre el pasado de la craniectomía (19491950)”. También tuvimos algunas participaciones espontáneas y se leyeron correos electrónicos de discípulos que no habían podido asistir. Y una carta del Prof. Ignacio Arcelus Imaz en la que entre otras cosas considera al Prof Vara López. como uno de los Maestros más destacados de la Cirugía Europea, y particularmente de la Española.

Para finalizar esta jornada de recuerdos y de homenaje a don Rafael, la Agrupación Arcipreste de Hita (antiguos tunos de la U.C.M.) nos deleitó con un concierto en el que interpretaron piezas típicas de la Tuna junto a otras piezas clásicas, finalizando su actuación con el “Gaudeamus Igitur” coreado por todos los asistentes.

Al concluir la sesión ,que terminaría con una cena de confraternidad celebrada en el Hotel Nacional donde el Jefe invitaba a todos los miembros del Servicio el día de su santo a lo largo de los años, se hizo entrega a todos los asistentes, un centenar entre discípulos y simpatizantes, de un ejemplar del libro que con el titulo “Influencia de Vara López en la Cirugía Española”. En su edición han participado 48 autores que han aportado 28 trabajos, repartidos en un contenido científico y humanístico, y en cuyo epílogo se han incluido 35 fotografías desde los años 30 hasta el año 2002 en que se le rindió un homenaje con motivo del descubrimiento de una placa que da nombre a una plaza en la ciudad de Burgos

El éxito alcanzado en esta reunión denota que la Escuela de Vara López permanece viva a pesar de haber transcurrido mas de 25 años de la muerte de nuestro Maestro

Febrero de 2008

Simposio


 

Página desarrollada por Edicorp. Webmaster:cgc@edicorp.es